Escuchar la transmisión

Escucha la transmisión de telmo

22 sept. 2013

Motor en marcha, gano el candombero



Llegábamos al Osvaldo Baletto, con las ganas de llevarle la mejor transmisión, llenos de expectativas como ante cada nuevo partido. "En la cancha son 11 contra 11", y tal vez era desde ese punto, donde sosteníamos la ilusión de ver un San Telmo mejor. Había que conseguir puntos. Se jugaba de local, con todo lo que eso significa, ante uno de los punteros, una de las delanteras más goleadoras y un equipo en alza.

 El DT Zerillo,con 3 partidos a su cargo, y ya con el conocimiento máximo del plantel, introducía cinco variantes con respecto al último partido jugado contra Midland, las cuales una sola era obligada, por la expulsión de Bonassies – que tendrá dos fechas de suspensión – pero el resto, tácticas.

Cambió la dupla central: Salieron Ferreira, y el ya mencionado Bonassies, para los ingresos de Oviedo (una de las figuras, coronado con el segundo gol del equipo) y Perassi. En el mediocampo, otras dos variantes: salió “El Negro” Pereira, para el ingreso del paraguayo Roa Jiménez, Ruano, para el ingreso de Ham, y Martín Ávalos (quien al final liquidaría el partido sobre la hora), le dejó su lugar al “indultado” Lezcano, en la delantera. Como lo escucharán en la nota que muy amablemente el DT Zerillo nos brindó post partido, en la previa, creíamos que el equipo se pararía con un 4-4-2 tradicional, con Juan De Tomasso en el medio junto al “Colo” Juan Carlos Zuleta, siendo éste último quien se desprenda y sea el volante más adelantado para acompañar a Lezcano y a Segundo, con Ham y Roa por los costados.

Pero “El Lobo” sorprendió, y se le dio todo lo que seguramente trabajó en la semana. La intención era que Ham marcara a tal vez el jugador más vertical y peligroso de Mercado Central Sacachispas, como lo es Arrieta, y Ham cumplió a la perfección, no siendo utilizado en su posición tradicional. Tal fue así que prácticamente lo borró de la cancha. De Tomaso era quien más se desprendía de ese nuevo doble cinco, dándole ritmo y juego en el mediocampo a San Telmo, siendo el primer pase y la salida del equipo desde el fondo.

Más allá del gran trabajo hecho por Zuleta y Roa, la gran figura del partido fue Armando Lezcano. Jugó por delante de Leiva, a la  derecha de Zuleta, y lo volvió loco prácticamente a Diego Alcibiade, el lateral izquierdo de M.C. Sacachispas, que ni siquiera cuando fue ayudado por Luis Stansiola, volante por esa banda, a quien Bidevich hizo retroceder para que colabore en la marca de Lezcano, pudieron pararlo. Estuvo intratable. La primer llegada del equipo local vino por una jugada suya, llegó al fondo después de ganar en velocidad y fue Segundo quien no pudo impactar correctamente para marcar el primero, que vino de una avivada y una jugada que demostraba el cambio de mentalidad del equipo. De ir a pelear todas, no dar ninguna por perdida, y ganarla. Así fue como el arquero César González, apurado por Segundo, y el campo que no ayudaba, ya que la lluvia era intensa en ese momento, le hicieron perder la pelota en un mal pique tras un pase atrás, y ahí apareció “el nueve” para robarla y con un ángulo no muy abierto, pegarle a la pelota, que entró mansamente e hizo estallar al “Osvaldo Baletto” con el primer grito sagrado de la tarde, antes de los 10 minutos de juego.

Eso tranquilizó al equipo local, quien continuó atacando, ganaba todas las pelotas que en partidos anteriores perdía, y salía rápido, y por abajo, con Roa y Lezcano, con el acompañamiento de Zuleta. Tal es así que en un foul a Roa en el sector izquierdo, y tras una serie de rebotes, apareció Oviedo para empujarla y convertir el segundo.

Tal vez la diferencia, en tan poco tiempo de juego, era exagerada, pero poco importaba. Eran los primeros goles después de más de 510’ y se le ganaba, y de buena manera, a uno de los punteros. El primer tiempo transcurrió de igual forma, un entretenido e intenso partido, que promediando el mismo tuvo el descuento del equipo visitante, en los pies de Miranda Moreira, con un remate cruzado, tras algunos rebotes. El segundo tiempo se dio tal como se preveía, con un MC Sacachispas yendo a buscar el empate que le diera la punta en soledad hasta que jugaran – entre sí -, sus rivales (Cambaceres vs. Talleres (RE) juegan el lunes 23 a las 15:30).

El equipo de Bidevich fue más en algunos minutos, con los ingresos por los costados de Luna y Lavalle (al mejor estilo Roa y Lezcano en el primer tiempo) y llevaron peligro al arco de Evangelisti, que respondió seguro en dos oportunidades, tapando dos cabezazos con destino de gol. No mucho más que eso. Sacachispas no descifró nunca el trabajo defensivo de San Telmo, y con Arrieta tapado por Ham, moría en tres cuartos de cancha, no pudiéndole quedar ninguna clara a Trecco ni Miranda, tampoco luego del ingreso de Maximiliano “Chanchi” Estévez, que no pudo desequilibrar. Alguna iba a tener San Telmo para liquidar el partido. Era cuestión de aprovecharla. Hubo que sufrir y esperar hasta el tiempo agregado para concretar.

Y fue Martín Ávalos, que ingresó por Segundo promediando la segunda mitad, quien se retiró con una molestia en su pierna derecha. La ganó en mitad de cancha, con Sacachispas jugado el todo por el todo en ataque, corrió 50 mts con la pelota, y definió por debajo del cuerpo de González.

Desahogo. Gritos. Delirio. Alegría. Tranquilidad. Son todos sinónimos que uno podía observar en las caras de cada uno de los hinchas del Candombero, que festejaban la tan ansiada primera victoria en la divisional.

Este era el partido. Se jugó como una final. Y las finales, se ganan. Además, se le agregó juego, prolijo y con la pelota por el piso. Este es el camino San Telmo.

ASÍ SÍ, CANDOMBERO!!! A DEMOSTRAR QUE ESTO NO FUE CASUALIDAD, Y AHORA A BUSCAR LOS 3 PTS CONTRA ARGENTINO DE QUILMES!!!
VAMOS SAN TELMO CARAJO!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario